Historia de la Facultad

Historia de la Facultad

Buscar
Descargar versión en PDF

La Facultad de Ciencias Sociales nace en Melilla el 1979, como Escuela Universitaria de Estudios Empresariales, comenzó el primer curso 1979/80 con una plantilla de ocho personas, de las cuales seis eran profesores, un conserje y un administrativo (siempre hemos optimizado los recursos humanos al máximo).

Se habilitó para emplazarla, un antiguo mercado de mayoristas, que anteriormente albergaba la Escuela Pericial de Comercio, transformado a duras penas en espacios que hacían el papel, bien de pequeños despachos (eso sí, sin mesas), bien de destartaladas aulas. Cambiamos de ubicación a finales de 1985, pasando a compartir edificio con la Escuela Universitaria del Profesorado. Aumentamos las titulaciones, incorporando en el año 1990 la Diplomatura en Relaciones Laborales. En el año 2000 añadimos una nueva diplomatura: Gestión y Administración Pública, siendo el primer Centro de la Universidad de Granada en impartir esta nueva titulación. En el curso académico 2010/2011 comienzan a impartirse los Grados en Administración y Dirección de Empresas; Relaciones Laborales y Recursos Humanos y Gestión y Administración Pública. Recientemente, en el curso académico 2014/2015 se incorpora el doble Grado en Administración y Dirección de Empresas y Derecho.

Tenemos el honor de ser una de las pocas Universidades con Campus permanente en dos continentes distintos. Hemos superado múltiples problemas a lo largo de todos estos años, el mayor de ellos se produjo por la falta de financiación para nuestro Campus, este problema ha sido solucionado definitivamente por parte del Ministerio de Educación y Cultura mediante una partida presupuestaria de la Administración Central a nuestra Universidad para la financiación de los Campus de Melilla y Ceuta.

En la actualidad nuestra Facultad da respuesta al mercado laboral melillense, con la incorporación de nuevos planes de estudio, la celebración de ciclos de conferencias y la planificación anual de diversos cursos para nuestros estudiantes y de reciclaje para nuestros antiguos alumnos. Todas estas actividades nos han permitido convertir a nuestro centro universitario en el referente cultural del ámbito económico y financiero de nuestra ciudad. Además, en los últimos años hemos recibido un fuerte respaldo tanto de nuestras autoridades académicas, expresado en su constante preocupación por nuestro centro, como de las autoridades locales reflejado en la necesaria inyección económica realizada por la Ciudad Autónoma. que se materializará, entre otras cosas, en una mejora de las infraestructuras del Campus.

Melilla, ciudad multicultural, encuentra en el Campus universitario la necesaria convivencia entre las diferentes etnias. El Campus de Melilla se convierte en ejemplo de respeto, convivencia y conocimiento de diversas culturas, hasta tal punto que la diferencia por etnias simplemente no existe en el plano académico ni en el plano social.